dimarts, 15 de novembre de 2011

¿Y el senado qué?

De eso no hablamos, pero en las elecciones del día 20 vamos a votar también por el senado. En este sentido creo que nuestra posición es muy clara y consensuada: no queremos senado para nada. ¿Para qué sirve el senado? ¿Cuánto nos cuesta el senado? … Si luchamos por una democracia real, directa, participativa, sólo nos falta una segunda cámara que ejerce de estorbo y adorno de lujo.
En este caso pienso que realmente no vale la pena votar por ningún opción mayoritaria ni minoritaria, tampoco abstenerse, ni votar en blanco, ni siquiera nulo, con todo lo cual lo perpetuamos. Piense que, en el senado sí, la mejor opción puede ser votar la candidatura de Escaños en Blanco para que se haga evidente, allí, donde nada importante se va a decidir, nuestro rechazo a un sistema que, además de secuestrar la voluntad del pueblo, mantiene con nuestros desmantelados recursos un verdadero cementerio de elefantes.

5 comentaris:

A la/es 16 de novembre de 2011, 14:30 , Anonymous Anònim ha dit...

Tengo la sensación de que el movimiento solo ha servido para que "una muy pequeña parte" de los ciudadanos pudiera expresar su disconformidad contra el sistema. La inmensa mayoría, y las urnas lo ratificarán, continúa confiando en el sistema: sobre todo en ese sistema naftalínico y casi medieval que nos espera (con el PP). Pero eso hay que respetarlo... por mucho que nos pese: la mayoría manda. La minoría no.

Un cordial saludo, LLorenç.
David Tirado

 
A la/es 16 de novembre de 2011, 16:04 , Anonymous Anònim ha dit...

Hola David! No, manda la pasta. La mayoría vive acojonada y con la visión de la realidad que trasladan los ricos a través de sus medios de comunicación. Según encuesta de La Vanguardia, el 70 o 80% de la población simpatiza con el movimiento social surgido del 15 M. Cuando esta simpatía se convierta en movilización seremos una mayoría aplastante. Esperemos que eso pase por conciencia y no por desespero. Esto lo teme hasta el PP.

 
A la/es 17 de novembre de 2011, 15:16 , Anonymous Anònim ha dit...

Gracias, Anónimo, por responderme.

Simpatía (sea del 70 u 80%) no es sinónimo de compromiso, activismo, o aportación de ideas. La simpatía está carente de acción, y la acción es lo que realmente cuenta.
Este pasado sábado he ayudado a vaciar dos pisos, de unos conocidos, que en breve pasarán a ser propiedad del banco. En breve viviré el drama de otra familia que perderá sus dos pisos (la hipoteca puente salió rana con la crisis), y tendrán que recurrir al alquiler (en una población más lejana y barata) para tener un techo. El padre de dicha familia está luchando contra el cáncer, y el más polluelo (el hijo pequeño)solo cuenta con cuatro años.
Hace cuarenta años viví algo similar en propia piel. En aquél entonces yo era el niño. Cuarenta años después todo sigue igual. Eso es lo que hemos progresado en cuarenta años: nada... o en todo caso, poco.

Mi opinión es que el Movimiento es un comienzo: un muy buen comienzo; pero solo eso...un comienzo. Ahora hay que caminar.

Disculpas si no he he estado muy lúcido. Tendría que estar ya en la cama. Mañana tengo que madrugar para enriquecer a cuatro pelagatos "estiraos" y con cara de "restreñíos", a cambio de algunos eurillos.

David Tirado

 
A la/es 17 de novembre de 2011, 23:53 , Anonymous Anònim ha dit...

Pues de eso se trata, no nos movilizamos en la calle, en las redes, en las asambleas por gusto sino por cosas como las que explicas y más. Nuestro reto es convertir esa simpatía-apatía en acción. Y eso es empresa de todos. Si quieres conectar con una plataforma antideshaucios que actua para intentar evitarlos en cada caso, dímelo y te pongo en contacto. Puedes conectar conmigo en Facebook, Twitter o como quieras. Llorenç Prats

 
A la/es 18 de novembre de 2011, 14:13 , Anonymous Anònim ha dit...

Buenas noches, Llorenç, y gracias. En muy breve contactaré contigo para que me proporciones el contacto de la plataforma antideshaucios.

Un abrazo.
David

 

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici